Plan Pastoral

Plan pastoral

PLAN DE PASTORAL CURSO 2018/2019

Todos tenemos una estrella interior, que no solo hemos de descubrir, sino también darnos cuenta de para qué sirve. Puede ser que nuestra estrella esté apagada, no tenga luz, se encuentre escondida o no siempre resplandezca. Vamos a ponernos manos a la obra para lograr que brille lo más intensamente posible.

Para ello debemos deshacernos de esas capas que impiden que salga nuestra luminosidad, esos agujeros negros que la absorben (egoísmo, individualismo, consumismo, miedo, conformismo…), para poder alumbrar con ella, nuestra luz (paz, bien, bondad, alegría, esperanza, solidaridad…), a los que nos rodean.

Estudiaremos la vocación de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada. ¿En cuántas misiones, las Hermanas Franciscanas han sido y siguen siendo estrellas que iluminan las oscuridades de los más necesitados? Esa «chispa» que Dios depositó en ellas se ha convertido en el deseo de una estrella fugaz gracias a su “SÍ”. Las Hermanas Franciscanas dicen “Mi estrella es tu luz” que significa “Mi vida es servirte” o “Mi vocación es la expansión de tu Amor”. ¿Quién no sueña y se sonríe al ver una estrella fugaz en la noche?

Dios nos anuncia: “Mi Estrella es tu Luz, mi Hijo es el que ilumina tu camino”. Jesús es nuestra luz para que nosotros podamos llegar a ser su luz en el mundo, luz en el colegio, en la familia, en la ciudad… Se trata de un acto de fe, de dejarnos guiar por la luz que ilumina el mejor camino que Dios tiene preparado para cada uno de nosotros, el camino que nos llevará al más alto grado de felicidad posible. ¿TE ATREVES A BRILLAR?

×

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar