Profetas de ayer y profetas de hoy

Definir profeta es algo bastante difícil, sobre todo porque tendemos a pensar en los profetas del Atiguo Testamento.

  • Se suele pensar en un profeta como alguien que predice el futuro, pero es una imagen de profeta incompleta, ya que esas referencias al futuro brotan de un contacto íntimo con los problemas del presente. Es decir, hablan de lo que va a ocurrir si seguimos haciendo las cosas tan mal.
  • El profeta es una persona comprometida con su pueblo y con su tiempo.
  • El profeta es místico, es decir, habla de su experiencia íntima con Dios.
  • Dios habla a los profetas a través de los acontecimientos, las personas que le rodean, las angustias y los sufrimientos humanos.
  • El profeta DENUNCIA el pecado y ANUNCIA la salvación.
  • En el evangelio de Lucas, quien tiene el Espíritu, es profeta.

Hoy, Dios sigue llamando a la humanidad, apareciendo en la intimidad del ser humano creyente para denunciar y convertir nuestras sociedades perversas.

Ideas tomadas de: ser profeta de ayer y de hoy.

15 comentarios en “Profetas de ayer y profetas de hoy

    1. josemarcilla Autor del post

      Algo me hace pensar que no será un conocimiento decisivo tal y como lo he presentado: tocho de palabras juntas con poca o ninguna conexión con vuestra realidad personal :uff:

      Responder
    1. josemarcilla Autor del post

      A ti por leerla!!! Lo que hago sólo es poner la información que siempre ha estado… pero la pongo más cerca de vuestras vidas.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

:bye: 
:good: 
:negative: 
:scratch: 
:wacko: 
:yahoo: 
B-) 
:-) 
:whistle: 
:yes: 
:cry: 
:mail: 
:-( 
:unsure: 
;-) 
:viejo: 
:fiesta: 
:sumo: 
:flor: 
:genial: 
:genial2: 
:guit: 
:vamos: 
:beso: 
:uff: 
:enfermo: 
:aplaude: 
:genial3: 
:risa: 
:dientes: 
:duerme: 
:contento: